Redacción

España.- Lionel Messi tuvo que salir de la banca para cambiarle la cara al Barcelona, al contribuir con un doblete y asistencia en el triunfo de 5-2 sobre el Real Betis en LaLiga.

El astro argentino celebró el sábado un doblete con el que el Barca venció en casa 5-2 al Betis y volver a ganar tras cuatro jornadas en la Liga de España.

El conjunto blaugrana soportó el ímpetu del cuadro bético en los minutos iniciales.

Ousmane Dembélé abrió el marcador al 22 y en los minutos agregados del primer lapso, Antonio Sanabria emparejaría 1-1.

Le bastaron cuatro minutos al rosarino para hacerse presente. Asistencia para Antoine Griezmann, quien había fallado un penal en el primer tiempo.

El Betis se quedaría con 10 jugadores por la expulsión de Aissa Mandi al 60’. Messi marcaría de penal al 61’.

El Real Betis dejó ver mal a la defensa y lo vio plasmado en el marcador, cuando Lorenzo Morón remató con la derecha desde el centro del área al 73’.

Messi volvió a marcar, pero esta vez no fue de penal sino de jugada, cuando su remate de izquierda fue a la escuadra.

Pedri sellaría la goleada sobre el Betis al 90’ con un disparo a quemarropa.

Con la victoria, el cuadro blaugrana llega a 11 unidades, mientras que Betis se queda en 12.

Tras el silbatazo final, Manuel Pellegrini se le acercó a Ronald Koeman para decirle algo de una jugada.

 

RC