Redacción

España.- Luego de un vergonzoso partido de ida, donde cayeron 2 por 0 , el FC Barcelona logró la hazaña y se posiciona como uno de los finalistas de la Copa del Rey.

El marcador global era 2-0, pero con anotaciones de Dembele, Piqué y Braithwaite logró avanzar con un milagroso 3-0 para vencer al Sevilla.

En un partido como hace tiempo no se veía de los culés, se imponen al modificar el parado desde su estructura y consiguen remontar para buscar el título.

Dembelé anotó el 1 por 0 al minuto 12, y de ahí el partido se tornó tenso.

Hasta el minuto 73, cuando Ter Stegen atajó un penal a Ocampos, que le devolvió la vida a los blaugrana, y la magia se manifestó en el minuto 90+4, cuando Gerald Piqué remató de cabeza un balonazo fortuito en el área y consiguió el 2 por 0 que hizo festejar a todos los rojiazules en el campo, ya que envió el partido a tiempo extra.

En el 95 concluyó con un gol del danés Martin Braithwaite al 95 para definir el pase a la final.

Los culés esperan rival entre el Levante y el Athletic Club de Bilbao quienes van empatados a 1 en el global y se enfrentarán el día de mañana en punto de las 2 de la tarde (hora CDMX) para definir la final de este torneo, que se prevé el sábado 17 de abril y se analiza, tengan público en el estadio.