Redacción

Estados Unidos.- Este jueves agentes de Michigan hallaron muerto al ex entrenador de gimnasia estadounidense John Geddert, quien este mismo día había sido acusado de agresión sexual, tráfico de personas, conducta sexual criminal, crimen organizado y entre otros. El hombre trabajó durante varios años en el mismo gimnasio que el ex doctor Larry Nassar.

El norteamericano supuestamente se quitó la vida y fue descubierto en Grand Ledge, Michigan, según Kelly Rossman-McKinney, portavoz de la fiscal general de Michigan, Dana Nessel.

Geddert, entrenador del equipo de gimnasia femenina de Estados Unidos en los Juegos Olímpicos  de Londres 2012, habría cometidos los delitos en su club deportivo de Michigan, informaron este jueves autoridades judiciales del estado. El hombre de 63 años fue inculpado por abusos físicos, verbales y sexuales a una veintena de víctimas entre 2008 y 2018 en el club de gimnasia de su propiedad, donde trabajaba como médico Nassar, explicó temprano la fiscal del estado de Michigan, Dana Nessel.

Varias de las denunciantes, cuyos testimonios fueron claves para la encarcelación del doctor, habían culpado a John Geddert de obligarlas a pedir atención médica a Nassar. El entrenador fue entonces objeto de una investigación penal desde 2018 a raíz de la condena a su compañero. Poco después, anunció su retirada.

“John Geddert utilizó la fuerza, el fraude y la coacción contra los jóvenes atletas que acudían a él para entrenar gimnasia para obtener beneficios económicos”, declaró la fiscal Nessel esta mañana al anunciar las acusaciones. “Las víctimas sufren trastornos alimentarios, que incluyen bulimia y anorexia, intentos de suicidio y autolesiones, acondicionamiento físico excesivo, ser forzadas repetidamente a actuar incluso cuando estaban heridas, abuso emocional extremo y abuso físico, incluida la agresión sexual. Muchas de estas víctimas aún padecen estas cicatrices de su comportamiento hasta el día de hoy“, sentenció.

Entre las víctimas de este entrenador se destaca el caso de una niña menor de 16 años que fue penetrada en enero de 2012, según la denuncia revelada por el sitio de noticias NBC News.

También se lo acusaba de mentirle a la Policía y negar haber tenido conocimiento de las agresiones sexuales cometidas por Nassar en su club, Twistars, ubicado cerca de Lansing (Michigan). Estaba previsto que Geddert compareciera ante el tribunal local en la tarde del jueves.