Redacción

Estados Unidos.- Irwin Rivera, peleador mexicano profesional de artes marciales mixtas de la UFC, fue arrestado este jueves por la Policía de Boynton Beach, en Florida, EU, bajo cargos de intento de asesinato tras apuñalar a sus dos hermanas, mientras dormían.

Las víctimas de 22 y 33 años, respectivamente, fueron encontradas a tiempo, aunque en estado crítico, por elementos de policía que solicitaron a los servicios de emergencia de forma oportuna y lograron sobrevivir.

De momento, Rivera permanece bajo custodia y sin derecho a fianza en un centro de detención de la ciudad de West Palm Beach, mientras que las agraviadas se recuperan favorablemente de las numerosas heridas en un hospital local.

De acuerdo con un informe policial, una de las víctimas especificó que despertaron cuando su hermano estaba acuchillándolas.

Inicialmente el deportista logró huir de la zona, pero en breve fue detenido por agentes policiales que rastreaban el área. Rivera admitió que se propuso matar a sus hermanas con un cuchillo y creyó que había logrado su cometido y ocultar las evidencias. Justificó el crimen atribuyéndolo a instrucciones dadas por ‘un poder superior’.

Por su parte, la Ultimate Fighting Championship (UFC), la mayor empresa de artes marciales mixtas en el mundo emitió un comunicado en el que aseguró que ya habían detectado anomalías en Rivera, quien ‘estuvo mostrando un comportamiento consistente con problemas de salud mental’, y que, por esa razón habían determinado no ofrecerle al peleador un nuevo combate en fechas próximas, y dada esta situación lo prolongarán hasta que se concluya la investigación en curso.

Desde el comunicado de la UFC se lee: “Las acusaciones son extremadamente preocupantes y la organización actualmente está recopilando información adicional. La investigación sigue su curso y cualquier posible paso, incluida la acción disciplinaria o la atención médica, se determinará cuando concluya”.